¿Que pretendes?

¿Que pretendes? Yendo por ahi sin alma. Regalandola a cualquier beso roto que te manden por las esquinas. Y jugar, beber, agredir, asesinar y pretender no ser castigado. Y pretender escapar a tu destino explorando caminos que no llevan a ninguna parte,

besar y pretender no sientir nada.  Y caerte y pretender que nadie te ha visto. Seguir como si nada. Como si el arte de tus abrazos no valiera para algo. No importa que camino cojas pues en la tierra todos los senderos dan al mar y Roma hace tiempo que se inhundó en las lárgrimas de aquellos que no pudieron alcanzarla.

Y aquellos niños de la guerra, ¿que pretenden tirándose al mar sin saber nadar? Roma no es lo suficientemente grande para ellos. Así que quizá sea mejor que se queden a dormir bajo el mar, que es tan espacioso ¡Y con lo caras que están las casas con vistas al mar! Ojalá yo pudiera ser como aquellos niños y obtener terrenos recalificados bajo las aguas. Construir una casa y especular y proclamar mi generosidad a los cuatro vientos: “Eh! parte del dinero que consiga ira para combatir el pecado y la miseria en la que viven esos negritos”.

“El mar tiene yodo, y el yodo es bueno para prevenir el bocio” dicen algunos “ya le gustaría a mi abuela tener a su disposición todo el yodo que tienen a su mano aquellos niños de la guerra”  claman otros.

El mundo es grande, y pretendes ensanchar tu conciencia consumiendo bolsas reciclables. Y trabajar todo el día, y pretender llegar a fin de mes. Y ser bueno y ser feliz a pesar de aquellos besos rotos, que llueven desde el mar. Y Roma… Ah Roma! ¿Que pretende ser Roma? ¿Amor al revés? ¿Candados en los puentes? ¿Desde cuando el amor necesita ser cerrado en torno a una baranda de hierro?

Hace tiempo me enamoré de una tía y compré un candado para atarlo a un puente pero lo pensé mejor y decidí ponermelo en la boca para aprender a escucharla mejor. Para aprender a escucharme a mi mismo. Prentendía decir tantas cosas que al final no decía nada y lo único que hacía era generar un ruído tan fuerte que me impedía escuchar mis pensamientos.

Pretender llegar a la meta y quedarse en el camino. Hablar claro y pretender no hablar alto. Escribir esta mierda y pretender que signifique algo.

Leer esta mierda y pretender que tenga sentido. O que el que lo escribe tiene idea de algo que no sea como preparar un vaso de agua.

¿Qué coño pretendo? Ser algo y pretender sonreir al mismo tiempo…

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s