El tiempo en quiebra (I)

Mi hermano es el tío más raro que conozco. Tiene 14 años y el muy cabrón aprueba todas, va en tercero de la ESO y es el primero de la clase. Esto en sí ya es bastante raro, porque yo a su edad suspendía casi todas.

Lo peor no es que le vaya bien en los estudios, lo peor es que no sabemos en que gasta el poco tiempo que no está estudiando ¡Por Dios! los chicos de su edad suelen salir con chicas o mandar mensajitos con el móvil, pero a el todavía no le hemos conocido ni una novia. Nunca lo he visto con una chica por la calle y joder ya va teniendo edad para que le empiecen a gustar esas cosas. Yo lo he hablado con mis padres y creemos que es maricón. Pero es que ni eso porque si aún lo viéramos con algún chico, mi madre y yo nos aliviaríamos un poco. Quizá mi padre lo llevaría algo peor. Además se pasa el día encerrado en la habitación y solo sale para comer, cenar y dormir. Es patético. Daría lo que fuera por que fuese un adolescente normal y estuviera en el ordenador viendo porno y masturbándose  pero no, entras en su cuarto y minimiza la pantalla. Yo apuesto a que está leyendo cosas raras, Neruda, Kafka o a algún gilipollas de estos que se creen superiores solo porque a un imbécil con mucho dinero le dio por decir que escribían bien.

Mi hermano tiene pocos amigos, pero son tan extraños como el. No quedan para comer en el McDonald’s e ir al cine, no, van a la biblioteca de cuatro a ocho a poner en entredicho la existencia de las cosas ¿A quien coño le importa eso? El otro día viene y me dice:

Oye, sabes que el otro día estaba hablando con mis amigos y… ¿Tu crees que existe el tiempo?

¿Pero que tonterías dices? ¡Claro que existe! Menuda estupidez! 

¿Y como lo sabes? Quiero decir, ¿lo notas?

¡Claro que lo noto! Yo hace dos años pesaba cinco kilos menos que ahora y no tenía estas arrugas de expresión en la frente. Y tu hace dos años tenías el pelo rubio y la piel lisa, y ahora tu cara parece un asteroide lleno de cráteres! ¿Además para que se supone que tienes ese reloj en tu muñeca izquierda? ¿Para medir el tiempo, no?

Ya, pero precisamente por eso (mi hermano es muy de utilizar esas expresiones tipo, “precisamente” y tal) creo que el tiempo no existe. Que es un invento de las grandes multinacionales como Rolex, Viceroy o Casio para vender relojes y aumentar sus beneficios. 

¿Pero qué coño dices? No entiendo nada ¿Porque iban a hacer eso?

Joder, para enriquecerse. Todo es para beneficiar a cuatro o cinco jerifaltes. 

Vale, bien. Pero esas empresas dan muchos puestos de trabajo ¿Cuántas personas tiene empleadas Rolex, Viceroy o Casio? Muchas. Si el tiempo no existiera, como tu dices, no harían falta relojes, esas empresas quebrarían y un montón de empleados, ¡familias enteras! Se irían al paro. Tal y como esta la cosa no creo yo que andar poniendo en duda la existencia del tiempo sea lo conveniente.

¡Pero es cierto! no es ponerlo en duda, es que el tiempo no existe ¡es una mentira! ¡Todo una mentira!

Después de eso el tipo se puso a llorar como un descosido, se encerró en la habitación y estuvo sin comer durante tres días. No es la primera vez que lo hace. Mi madre ya está curada de espanto. A veces amenaza con tirarse de la ventana o coge un cuchillo y amaga con cortarse las venas. En mi familia no nos lo tomamos en serio porque es un cagón y sabemos que no es capaz de hacer eso. Solo lo hace por llamar la atención. Como todo. Lo del tiempo también lo hace por llamar la atención, igual que lo de leer esos libros. Al cabo de unos días se le pasa y sale de esas crisis muy eufórico. Al cuarto día, de hecho, estaba tan contento que mi madre me obligó a llevarlo conmigo a las fiestas del barrio. No me quedó otra que cargar con el. Odio llevar a mi hermano conmigo de fiesta. Me da mucha verguenza. Joder, fuimos a las fiestas y yo me quede en el bochinche friéndome a cubatas y lo dejé ir a su bola. Menudo error. Al cabo de unos minutos, aparece un colega mío y me dice: Oye que tu hermano está ahí dando la nota en la orquesta. Casi me da algo. Que verguenza ¡Dios mío! Estaba solo en medio de la pista bailando como un retrasado (a veces pienso que mi hermano es uno de ellos). Fue tan acojonante que los músicos dejaron de tocar y la gente le estaba mirando horrible. Tuve que ir allí y salvarle de una paliza ¿A quién se le ocurre bailar de esa manera en medio de una verbena? Menuda falta de respeto. Tuve que pedir perdón a los músicos y a la gente que estaba en la barra por el espectáculo. Lo siento, pero comprenderán que no es culpa mia que mi hermano sea un imbécil, les dije.

Después de eso, estuve sin hablarle dos semanas. Como no, se lo conté a mi madre y lo castigó sin salir durante un mes. Pero a mi hermano poco le importó, porque total, para lo que sale de casa… Intentamos ocultarselo a mi padre. Pero insitió tanto que al final mi madre se lo acabó contando. Se puso furioso. Fue al cuarto de mi hermano y le empezó a dar bofetones diciéndole baila, cabrón, baila. Mi hermano no paraba de llorar y eso enfadaba más a mi padre: Los hombres no lloran ¿Porque lloras? ¡Esque eres un maricón, hostia!

Pero la semana pasada, mi hermano fue valiente, dejó de bailar, dejó de llorar y se convirtió en un hombre… (continuará)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s